You are here
Home > Artículos vitales > Ser un moñas en… Navidad

Ser un moñas en… Navidad

 

moñasSe acerca la Navidad y como todos los años ando corriendo de un lado para otro… La clásicas elecciones: ¿Polvorones  o marquesitas? ¿Champán o sidra? Y yo todo el día buscando: adornos para el árbol de Navidad, ideas para felicitaciones virtuales, platos que gusten para las cenas, regalos originales, recetas de cocina (¿cómo se hace un tronco de navidad con relleno de trufa y el coktail de aguacate con marisco…?  You Tube me ayuda mucho), números de lotería (mejor el 14, el 7 mi número de la suerte o el seguro 8) … Hiperactiva que soy no paro en estos días prenavideños… Corre que te corre.

Esta mañana que me logrado sentar un poco me he puesto a pensar en una figura típica de estas fiestas: el/la moñas de Navidad. Se trata de ese amigo/a, conocido/a o familiar que una semana antes de la Navidad afirma como si fuese un dogma de fe que “no le gusta la Navidad” y que por él/ella que pasase pronto y nos levantásemos de repente el 7 de enero… No les gustan los villancicos, no les gustan los polvorones, no les gustan los árboles de Navidad… No les gustan las fiestas… Moñas, moñas, moñas…

Y son muchos/as y están en todas partes. Hay más de los que nos imaginamos… Y ellos solo quieren… dinamitar nuestra Navidad.

Que te guste la Navidad es algo muy personal y a mí la Navidad me entristece (lógico cuando te falta lo más importante) pero sí hay cosillas de estas fiestas que me gustan desde pequeña: poner el árbol de Navidad, la cena de Nochebuena, el villancico de ‘Los campanilleros’, cuando los niños abren los regalos con esa cara de sorpresa, la cabalgata de Reyes… Además creo que si he tenido la suerte de disfrutar de unas buenas Navidades en mi infancia gracias a que mi madre era tremendamente creativa, trabajadora y animada debo continuar con ese legado y disfrutar poniendo el árbol de Navidad y el belén, la mesa de la cena de Nochevieja, preparando su flan de huevo…

Escuchando a Dani Martin y cantando a todo trapo este tema tan hermoso Que bonita la vida: “Y tan bonita es que a veces se despista…”.

Ser un moña en Navidad es un rollo pero para algunos es muy práctico: no se implican nada en las fiestas, ni en los regalos, ni en las cenas, ni en los brindis… Solo en poner pegas y problemas.
Pero yo me temo que a estas alturas no voy a cambiar y que intentaré como todos los años pasarlo lo mejor posible aunque algunas cosas no me gusten o me den una tristeza enorme y bueno no creo que llegue a lo de esta familia tan friki pero espero disfrutar de la Navidad un año más.
Feliz Navidad a todos/as (incluidos los/las  moñas…).

Deja un comentario

Top