You are here
Home > Artículos vitales > Entre París y Madrid

Entre París y Madrid

Paris1

Llevo unos días en París, bueno unos meses… Y muchos dirán: ¡Ay, ay qué mentirosilla, si te hemos visto por Madrid! 

Ya, ya mi cuerpo puede que ande por Madrid intentando correr con tacones para llegar a todas partes o intentando no comer pan para quitar esos kilillos del invierno pero es una alucinación. Mi mente y mi cabeza están en París paseando por los Campos Elíseos al lado de Mónica y Marcelo en la segunda parte de ‘Bajo tus alas’. Observando.

Y es que intento concentrar todas mis energías (que sin pan ni croissants son pocas para que nos vamos a engañar) para ver si la segunda entrega de las aventuras de Mónica puede estar terminada antes del verano. Pero mi cuerpo tiene que estar aquí y allí (reuniones, premios literarios, supermercados, cumpleaños infantiles, revisiones médicas, ropa para planchar…) y bueno mi mente se rebela y pide más tiempo y ahí estamos en ese tira y afloja continuo.

¡¡Necesito tiempo !! -me dice enfadada.

Para inspirarme escucho las conversaciones de la gente (en la parada del autobús, en el paso de cebra, en el baño cuando me pinto los labios disimuladamente… ) y cojo notas mentales. Si me veis pensando, huid soy peligrosa. Busco frases, situaciones, locuras, amores. Soy peligrosa.

Y también escucho noche y día a ratitos las canciones de Pereza que a Mónica le encanta:

“Con los píes fríos no se piensa bien, algún delirio nos hará volver…”.

La primavera en París es fría y aunque mi cuerpo comienza a desprenderse del abrigo para cruzar las calles de Madrid mi mente sigue calentándose los pies.

Y viene una primavera complicada: el Día del Libro en Barcelona, en Madrid, en las calles, en las librerías, en todas partes… Y mi cuerpo no sabe para donde tirar porque hay en Madrid eventos, presentaciones, firmas de libros… Podéis consultarlo en Mi Top Cultural  A ver si todos ponemos nuestro granito de arena, que este barco cultural está naufragando… Y luego vendrán más premios y la Feria del Libro como colofón de la temporada.

Pero espero después del martes poderme concentrar de nuevo delante del ordenador y poder terminar la segunda parte de las aventuras de Mónica y Marcelo, que no paran de dispersarse y sufrir por pasiones clandestinas, escuchando la energía de Ariel Roth:

Deja un comentario

Top